Monkey project surge a finales del año 2019, una idea, un concepto, una manera de entender no solo la fotografía, si no también de entender la vida.

Este proyecto lo formamos dos locos, Alberto y David. Locos en casi todos los sentidos que esa palabra engloba, dos formas de ser bastante diferentes, pero a su vez muy parecidas…al menos con unas inquietudes similares, con unas ganas tremendas de aprender, de probar, de disfrutar de cada momento del día, de mostraros como os vemos a través de nuestras cámaras.

En otro apartado os contaremos más cosas de nosotros para que podáis conocernos un poco más, creemos que siempre es bonito que sepáis que os vais a encontrar si venís a vernos.

El sendero fotográfico que queremos caminar evoluciona hacia nuevos horizontes cada día, pero por el momento queremos dedicarnos a la fotografía social, en todas sus vertientes, y también acercarnos a la fotografía comercial, aunque todo ello dentro de un estilo muy minimalista y desenfadado.

Para ello, juntos hemos abierto «Monkey garden studio», un piso con toda nuestra personalidad y locura, un lugar donde esperamos que os sintáis como en casa.

Nosotros ponemos en lugar, pero nos faltáis vosotros para que el tándem sea perfecto. Necesitamos vuestras ganas, vuestra personalidad, vuestra energía, para que nuestro trabajo refleje cómo sois en realidad.